Montaje paso a paso de un cabezal de riego

  • Montaje paso a paso de un cabezal de riego

    Montaje paso a paso de un cabezal de riego

    En esta entrada queremos mostrar cómo es el proceso de montaje de una cabezal de riego. Nuestros cabezales tienen algunos detalles que hemos ido añadiendo a lo largo de 30 años de experiencia que los hacen más seguros y limpios, además de incorporar las últimas tecnologías de automatización.

    Durante la construcción de la caseta o nave que alojará el cabezal, asesoramos a los albañiles para que preparen las mochetas para las cubas de abono y la zanja para la rejilla de recogida de aguas. Lo primero es un pedestal que tiene la altura de un bloque de hormigón y que nos permite hacer la salida de la cuba de abono en la base de la misma para que la podamos vaciar completamente. Los segundo es una zanja de medio metro de ancho con pendiente y un desagüe en la parte más baja que recorre las mochetas y llega hasta la zona donde se inyecta el abono. Sobre esta zanja se instala una rejilla que permite el paso. Además, el piso de la caseta tiene pendiente hacia esta rejilla, de forma que todo el agua tiene salida a través de esta rejilla. Aparte de esto, toda la tubería que va de las cubas a la inyección de abono va por debajo de esta rejilla, dejando el piso despejado.

    mochetas

    Mocheta y zanja para recogida de aguas

    Una vez que la caseta está lista llegan nuestros montadores con todo el material, incluyendo bombas, dosificadoras, cubas, agitadores, filtros, válvulas y material eléctrico, entre otras cosas, y empezamos con la tubería de entrada, filtros y tenedor. En nuestro caso tanto la entrada de agua como el tenedor (división en sectores) se hacen en polietileno de alta densidad con soldadura a tope. Esto quiere decir que tubería y accesorios son una sola pieza, soldados en nuestro taller. Así son más compactos y seguros que los habituales, hecho con accesorios pegados.

    bombeo

    Entrada de agua y bombeo

    Se colocan las bombas, que quedan ancladas al piso con bancadas metálicas galvanizadas. El cabezal de filtrado ( grupo de filtros, en este caso de limpieza automática) viene ya montado, así que lo colocamos en su sitio y lo atornillamos al suelo.

    Cabezal de filtrado

    Cabezal de filtrado

    Después viene el tenedor, con una salida por cada sector de riego y su correspondiente válvula hidráulica, que permitirán elegir automáticamente el sector de la finca que se riega en cada momento.

    tenedor de riego

    Tenedor de riego y válvulas

    Una vez colocado todo lo anterior, ha terminado la instalación de los elementos más pesados y seguimos con el abonado, colocando cada cuba de abono sobre su mocheta, instalando las dosificadoras (bomba diseñada especialmente para la inyección de abono en la red), la tubería y las válvulas de productos químicos (pequeñas válvulas hidráulicas capaces de resistir el paso de ácidos y que permiten elegir automáticamente de qué cuba se inyecta abono en la red de riego)

    tubos abono

    Instalación de la tubería de abonado

    Por último, hay que instalar todo el cableado que conectará cada motor o bomba con el cuadro eléctrico y todo el microtubo para el circuito de control hidráulico (cada válvula hidráulica actúa en base a la entrada  y salida de agua en su cámara). Los solenoides controlan el circuito hidráulico según las ordenes eléctricas que reciben del automatismo.

    cuadro electrico

    Cuadro eléctrico y programador de riego

    Una vez que todo está instalado comprobamos el funcionamiento de todo el sistema, tanto en modo manual como automático.

    prueba cabezal

    Cabezal de riego terminado en fase de pruebas

    El cliente ya dispone de un cabezal de riego de calidad y a la última, que podrá controlar desde cualquier sitio a través de Internet y con la tranquilidad de que será avisado en su móvil de cualquier avería que surja.

    Deja tu comentario

    Los campos requeridos están marcados*